Botox ®

  • En Estética: Las arrugas aparecen como consecuencia de numerosos factores; la edad, el daño causado por la exposición solar, el tabaquismo y principalmente por las contracciones de la musculatura de la mímica, las cuales producen pliegues en la piel repetidas veces en la misma locación.
    El Botox®. es capaz de relajar el músculo donde es aplicado, dejando la piel sobre él lisa y tersa, haciendo desaparecer las arrugas conservando la expresión y naturalidad.

 

  • En Hipersudoración: La hiperhidrosis puede ser controlada y eficazmente controlada gracias a la aplicación de Botox®. Su acción sobre las glándulas sudoríparas, hacen que éstas disminuyan su secreción, devolviendo al paciente comodidad y autoestima.

 

  • En Bruxismo: Aplicado en puntos específicos el Botox® puede aliviar las molestias asociadas al bruxismo agudo y crónico.